Mandrágora

Colección de narrativa y poesía
que abre puentes entre épocas, 
lenguas y culturas lejanas, recorriendo 
la malla de la tradición. El empeño 
es probar la resonancia que liga las 
voces en un solo movimiento.

Apocalipsis de Pablo > 2012

Apocalipsis de Pablo

Traducción de Vicente Flores Militello

Paréntesis de Álvaro Uribe

Grabado de Santiago Caruso

Edición bilingüe. 108 páginas

ISBN 978-607-7974-09-3

El término apócrifo, antes de vulgarizarse 
en la acepción de “fabuloso, supuesto 
o fingido”, indicaba la palabra “oculta”, 
“secreta”. Los libros apócrifos eran aquellos 
destinados a un público sectario, a los 
adeptos, que filtraban el mensaje por medio 
de ciencia y doctrina. En esa veta, los 
Apocalipsis exploran su terreno más lícito y 
propicio: Apokalypsis significa “no oculto”, 
“revelación”, pensamiento de hechos 
develados en virtud de un pacto gratuito 
entre el cielo y el vidente.

 

 

 

 

 

 

 

  

La apocalíptica cristiana, que desarrolla 
modelos y formas de la literatura 
escatológica judía, concibe, en los primeros 
siglos de la era común, una serie de 
relatos que abren el telón entre tiempo y 
cosmos, presente y futuro, carne y vida 
eterna. A partir del año 100, circula un 
texto griego, el Apocalipsis de Pedro, 

primera descripción de los suplicios y los 

tormentos en el más allá cristiano.  

 

> más