Mandrágora

Colección de narrativa y poesía
que abre puentes entre épocas, 
lenguas y culturas lejanas, recorriendo 
la malla de la tradición. El empeño 
es probar la resonancia que liga las 
voces en un solo movimiento.

Apocalipsis de Pablo II

Su descendiente directo, a partir del tercer 
siglo, es el Apocalipsis de Pablo. La fortuna 
del relato, en la Edad Media, será enorme, 
y la reseña de las penas del infierno 
constituye la más elocuente, articulada 
narración antes de Dante. La presente

versión se basa en un manuscrito latino

del octavo siglo, descubierto en 1890 en la

Biblioteca Nacional de Francia y considerado,

a la fecha, el más cercano al original.

 

 Gi_Colucci.jpg 

En la segunda Epístola a los Corintios, 

san Pablo escribe: “Sé de un hombre en 
Cristo, el cual hace catorce años –si en

el cuerpo o fuera del cuerpo no lo sé, 

Dios lo sabe– fue arrebatado hasta el 
tercer cielo. Y sé que este hombre –en el 
cuerpo o fuera del cuerpo no lo sé, Dios lo 
sabe– fue arrebatado al paraíso y oyó 
palabras inefables que el hombre no puede 
pronunciar”. El autor del Apocalipsis 

convierte la reticencia del Apóstol en un 

viaje de pasión sibilina, donde el peregrino, 
guiado por un ángel en los poderíos del 
más allá, conoce el vórtice del mal, la gloria 
y la piedad, la humillación inane, súbito 
reflejo de un grito que brilla, e invade 
tremendo, la materia de la vida.

 

La edición incluye una selecta iconografía

del infierno.

 

 dibujo_Manuel_Marn_2008.jpg