Mandrágora

Colección de narrativa y poesía
que abre puentes entre épocas, 
lenguas y culturas lejanas, recorriendo 
la malla de la tradición. El empeño 
es probar la resonancia que liga las 
voces en un solo movimiento.

Relatos verídicos II

La fiebre visionaria de Relatos verídicos

–que a razón, o con antojo, se estima

la novela precursora de la ciencia ficción–

alista entre “las cosas nuevas y mirables”

de la Luna un espejo enorme, sobre un

pozo: quien baja al pozo escucha todas

las palabras pronunciadas en la Tierra y

quien mira en el espejo ve todas las 

ciudades, todos los pueblos, como si

 

 

 

 

 

 

 

Zastavka_FINAL.jpg

 

 

 

 

 

 

los tuviese en frente. El protagonista

vio a los suyos, mas no sabía si ellos

le veían… Augusto Monterroso quiso

reconocer en este artificio un antecedente

del aleph de Borges. Quizá. Cierto es una

imagen que deslumbra por la simpleza

de su forma y el alcance de su vocación;

y nos tienta, como eco, la pantomima

pícara de la utopía.